1 ene. 2012

Uruguay

   Uruguay, país de belleza natural, demócrata y reflexivo, se recuesta sobre el estuario del Plata, al sureste de América Latina.
   Con una superficie de 176.215 Km°, tiene una población que apenas supera los 3 millones de habitantes. Su territorio se divide en 19 departamentos, que tienen una característica común, la cordialidad de su gente.
   Montevideo, la capital, donde se concentra más de la mitad de la población total, es una ciudad sencilla y moderna, con todos los atributos de una gran metrópolis. Ubicada al sur del territorio, es pintoresca, culta y se abre estratégicamente como eje y capital política del Mercosur.
   Su naturaleza se ha reflejado en la geografía uruguaya, siendo generosa, brindándole llanuras, suaves ondulaciones, rodeándola con ríos y un sin número de playas.
   El clima se ha mimetizado con este carácter, las temperaturas oscilan entre los 10° C y 30 ° C, de invierno a verano.


  Uruguay, vive de cara al mar, pero su principal producción es agrícola. La crianza de ganado, la producción lechera, el cultivo de caña de azúcar, citrus, tabaco y algodón, conforman la base de su economía. Estas labores rurales, hacen de este país un referente de las tradiciones del hombre de campo, del gaucho.
   Con un alto índice de alfabetización (más del 90%), Uruguay ha despertado a la humanidad un sin fin de hombres ilustres en diversas ramas de la cultura. En literatura, basta mencionar a la poetisa  Juana de Ibarborou, más conocida como "Juana de América", o a Juan Zorrilla de San Martín, Horacio Quiroga, Felisberto Hernández,  Carlos Onetti y los actuales Mario Benedetti  y Eduardo Galeano.
En pintura, encontramos a los maestros Juan Manuel Blanes, Pedro Figari, Joaquín Torres García, Rafael Pérez Barrada o el contemporáneo Páez Vilaró.
   En música, hay figuras ineludibles como Carlos Gardel, "el mago", una leyenda para el tango, quien junto a Julio Sosa, "el varón del tango" siguen vendiendo discos luego de cuatro décadas de desaparecidos. Otros, Gerardo Mattos Rodríguez, Alfredo Zitarrosa, Eduardo Mateo o el presente exitoso de Rubén Rada, Jaime Roos y Jorge Drexler, conforman la esencia del sentir popular.

   En deportes, el Uruguay y el fútbol son inseparables. La tradicional camiseta color celeste, le ha deparado muchas glorias a este pequeño suelo. Los títulos Olímpicos de 1924 y 1928, los campeonatos Mundiales de 1930 y 1950, sumados a los 15 títulos a nivel continental. Sus clubes más famosos el Peñarol y el Nacional, eternos rivales, reviven el clásico más antiguo del fútbol. Ambos poseen 3 títulos intercontinentales. El Estadio Centenario, declarado monumento histórico por la FIFA, fue el escenario del primer campeonato mundial en 1930.
   Entre sus jugadores más destacados se encuentran Juan Schiaffino, Ladisloa Mazurkiewiczc, Obdulio Varela, un icono de la famosa "garra charrúa" y el contemporáneo Enzo Franscescoli.
   El Uruguay turístico, ofrece una infraestructura adecuada para la recreación y el descanso. Con lugares típicos a recomendar como el balneario de Punta del Este (Maldonado), o las termas de Salto (Salto) con sus aguas termales, o el emergente turismo ecológico en toda la bella extensión de su territorio.
Uruguay, un país de puertas abiertas al visitante, moderno y aldeano, culto y acogedor, que ofrece como principal virtud, a su gente, su tranquilidad y su naturaleza.